Saltar al contenido

LOS PILARES DE EUROPA

"Es patente como a diario se observan casos de enorme desatino en la falta de justicia, ya sea en pueblos de países democráticos o en aquellos donde de entrada no existe para nada ni por asomo esa libertad de la que presumen y que en realidad nunca tuvieron como suya"

Entre el 19 de octubre de 2016 y el 5 de febrero de 2017 se expuso en el centro de Caixa Forum de Madrid una exposición del British Museum titulado "Los Pilares de Europa", centrada en la Edad Media comprendida entre el siglo V, allá por el año 400 d.c. con la decadencia del Imperio Romano, y el siglo XVI con la reforma protestante.

En esos mil años de historia ocurren en Europa muchísimos cambios en todos los órdenes como el político, social, cultural y religioso.

Destaca sobre todo en el entorno europeo La Iglesia, las Fronteras, el surgimiento de Naciones-Estado, las Monarquías, el Comercio, la Arquitectura, y la Literatura.

Especialmente destacan como Legado Medieval, valores actuales que se consideran contemporáneos pero que proceden de allá entonces como la “protección de la libertad personal” presente en las leyes de casi todos los países actuales

En esta exposición se habló sobre todo acerca de “la protección de la libertad personal” como garante de la edificación de naciones-estado modernas en lo que conformaría la actual Europa.

En las últimas elecciones a la presidencia de los Estados Unidos, Barack Obama se despidió como presidente diciendo, con sus palabras:

"Las democracias nunca están garantizadas, para lo cuál hay que trabajar a diario en ello"

Invitaba así mismo a la movilización y al activismo para su defensa porque como el presidente saliente decía, "no es gratis, sino que hay que trabajarlo y defenderlo constantemente". ¿Cómo?. Pues a través de las instituciones políticas y sociales como la educación, la cultura, la protección, la sanidad, la economía, la libertad de credo y la convivencia en la diversidad.

Sin embargo resulta un tanto irónico que la exposición acerca de la creación de Europa fuese organizada por el British Museum del Reino Unido, un país que recientemente ha roto con Europa una alianza comunitaria muy importante mediante referendum ciudadano.

Y a la vez parece contradictorio que dicho país se llame "Reino" "Unido", lo cuál define un conjunto dispar con singularidades propias pero que llega a acuerdos comunes y ciertos reconocimientos, no sin dificultad, y que en este caso engloba a Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, envueltos históricamente en continuos enfrentamientos entre sí.

Pero lo mismo ocurre en el resto de naciones en donde existen muchas fragmentaciones con numerosas comarcas todas ellas distintas entre sí, y envueltas con frecuencia en la polémica de su identidad y sus fronteras.

Ese modelo de cohesión y unión fue exportado al resto de continentes, en donde con mayor o menor arraigo, pusieron en marcha modelos que originarían los estados democráticos actuales.

Es el caso de Estados Unidos, el cuál recuerda al resto del mundo lo que se juega en cuanto a libertades se refiere, según sus mandatarios diversos, como reflejo de una Nación plural pero también muy fragmentada, como resultado de las distintas poblaciones que se extendieron por aquel basto lugar, cada una procedentes de sitios muy alejados, o bien autóctonas, en períodos históricos que pasaron por conquistas y guerras, tensiones y conflictos de todos los órdenes, y que en este momento de relativa paz, igual que Europa, se redefinen a diario en un modelo futuro para tener continuidad.

Pero sólo es otro ejemplo más de la enorme fragmentación que existe a nivel mundial en el planeta como resultado de las diferentes culturas que lo habitan, todas ellas con diferentes líneas de pensamiento y modos distintos de entender la realidad.

En este sentido, la exposición "los Pilares de Europa" describe muy bien como en esos mil años de historia ocurren en Europa muchísimos cambios en todos los órdenes como el Político, Social, Cultural y Religioso, y que son esos mismo órdenes los cuales sirvieron de base o "pilar" para edificar eso que conocemos como Europa.

Todos esos cambios que se mencionan en la muestra provocan numerosas guerras y enfrentamientos entre los distintos pueblos que conviven en ese marco geográfico, todo un conjunto de distintos pueblos en busca de una definición propia y de un sitio;

Son en este caso "Pueblos" tan distintos como los Sorabos, Daneses, Suecos, Bálticos, Magiares, y Servios que vivían haciendo frontera con Reinos como el Franco, Borgoña, Italia, Asturias y León, Gales, Salerno, Inglaterra, Bulgaria, Sacro Imperio Romano, Reino de Francia, Corona de Aragón, Reino de Sicilia, el Emirato de Córdoba, el Imperio Bizantino y los Estados Pontificios, por citar sólo algunos

En este enorme puzzle se produjeron situaciones de todo tipo, desde acuerdos comerciales hasta numerosos conflictos que fueron forjando en ese mismo espacio territorial distintos Reinos, Pueblos, Estados e Imperios que tras siglos cambiaban sus fronteras, sus acuerdos y sus nombres en una redefinición propia de su identidad.

Vemos a diario que no es un tema nuevo este. En España, por citar alguno ejemplo cercano, está el conflicto con el País Vasco, un asunto estabilizado ya, aunque no resuelto del todo. Y más reciente, el conflicto Catalán, otro asunto más que no es el primero ni será el último, en el continente.

No obstante, como se citaba antes, ha habido y hay otros ejemplos parecidos fuera de nuestras fronteras como el conflicto de Irlanda del Norte. O en Francia donde hay sectores territoriales que de cuando en cuando se hacen oír reclamando algo. O en las regiones flamencas, o en las nuevas regiones incorporadas a recientes acuerdos europeos de naciones limítrofes a Rusia.

Hay ejemplos muy cercanos y recientes como la fragmentación de Rusia en numerosos nuevos Estados, que ya eran antiguas provincias, u otros  más contemporáneos como la "guerra de Ucrania" un asunto aún abierto.

Tampoco queda muy lejos la "guerra de los Balcanes" que acabó con  Yugoslavia, la cuál se fragmentó en nuevos estados europeos independientes, con unas relaciones de poder político, social y económico propios. Al igual que Rusia, eran ya provincias con delimitación propia, que provenían de períodos históricos anteriores.

Observando el conjunto se puede deducir que todo esto son situaciones que aún no han terminado de fraguar, igual que una obra inacabada y viva que se va dando forma constantemente.

Son todos éstos, asuntos que reúnen relaciones y conflictos sociales, religiosos y sobre todo económicos en donde tienen como protagonistas esos mencionados "poderes actuales" idénticos a los de entonces hace mil años.

La exposición repasa todos estos sucesos más antigüos en la Edad Media, mostrando magníficos objetos que se han conservado hasta hoy como joyas, sellos reales, monedas, artículos religiosos, armas, cofres, estatuas, piezas artísticas, y objetos de uso cotidiano del arte como instrumentos musicales o bien de uso doméstico según a qué clase social se perteneciera.

Aunque se mencionan cuáles son aquellos que empleaba el pueblo llano, son los objetos pertenecientes al Poder los que predominan, siendo los mismos objetos simbólicos que definían una identidad propia y un modo de hacer las cosas concreto, los cuáles en su mayoría eran maneras, a un nivel iconográfico, de dirigir dichas Naciones.

En la exposición se distinguen cinco áreas principales para explicar esos mil años de historia en donde el primer apartado se dedica a la Formación de Europa, después se describe Poder Real, luego los Tesoros Celestiales, a continuación La vida en la Corte, siendo el último el dedicado a La Vida Urbana.

Destaca sobre todo en el entorno europeo La Iglesia, las Fronteras, el surgimiento de Naciones-Estado, las Monarquías, el Comercio, la Arquitectura, y la Literatura.

Aquí se ponen de relieve las desigualdades sociales que existían así como la organización del poder mediante las Dinastías, la Corte, el Clero, las Monarquías, y la Burguesía.

Se exhiben numerosas fotografías e imágenes a través de proyecciones acerca de obras de arte y artesanías, castillos, y catedrales, de una época, todos ellos, que finalizó hace tan sólo unos 400 años, algo que no está tan lejos de nosotros como pudiéramos pensar.

Se conserva casi intacta una iconografía propia de entonces, que ha llegado hasta nuestros días, y que tiene aun un significado propio, iconos de tipo simbólico como el religioso sobre todo y otros distintos que en su momento llegaron procedentes de Roma, de Grecia y de Oriente a través de las rutas comerciales, y que ya se quedaron aquí para formar parte de ese complejo puzle europeo.

Se reitera en la exposición, como se mencionó al comienzo acerca de la "protección de la libertad personal” presente en las leyes de casi todos los países actuales.

La protección de la libertad  es un asunto que está en juego a diario con desafíos que, lamentablemente, se han vuelto cotidianos como los "horribles atentados terroristas" dirigidos hacia la población civil y que sacuden los países de mayor peso y poder en Europa, como Francia, Alemania, Rusia, Gran Bretaña, y España.

Estos asuntos no son nuevos, aunque sí lo son sin embargo los métodos y las formas, pero son exactamente los mismos principios hacia los que se atentaba y desafiaba un milenio atrás.

Visto de un modo global en realidad es el mismo problema que hay desde la creación de las "primeras ciudades" en el mundo hace más de 9.000 años

En la exposición “los Pilares de Europa” se proyectaron una serie de diapositivas sobre ciudades europeas antiguas, centros del saber, bibliotecas, ritos y festividades, y también fronteras.

Me llamó especialmente la atención la proyección de imágenes del Parlamento Búlgaro de hace siglos y la Cámara de los Lores en Londres, ambos de madera y muy antiguos que contrastaban con las siguientes imágenes del Parlamento Europeo lleno de tecnología actual como ordenadores, megafonía, e internet, todo lleno de luz y con una representación enorme de mandatarios europeos de las naciones constituyentes, tampoco muy distinto de esas otras salas antigüas iluminadas con fuego y la luz de las velas.

Parece que ha pasado mucho tiempo y sin embargo la manera de organizarse es bastante parecida, y los asuntos que se tratan, iguales, problemas que son exactamente los mismos, sobre política y organización territorial, sobre comercio, economía y control de fronteras, como los de entonces.

A diario vemos de nuevo el conflicto existente con la creciente inmigración hacia Europa de gentes procedentes de países de África y otros de "próximo oriente", huyendo del hambre, la sequía y sobre todo la guerra.

Todos los días se nos presentan los mismos retos que aquellos que tuvieron nuestros padres y madres, abuelas y abuelos, y los abuelos de nuestros abuelos.

En la exposición se plasma la manera en que hemos llegado hasta hoy pero se deja en el aire la incógnita y debate sobre el Futuro que nos aguarda y que tendremos que construirlo desde el presente.

 

Enlaces relacionados :

http://www.caixaforum.com

http://www.obrasociallacaixa.org

#BritishCaixaForum

autor del artículo:

Jesús Pablo Alonso García

http://www.jesuspabloalonsogarcia.aguadul.com

http://linkedin.com/in/jesuspabloalonsogarcia

http://www.aguadul.eu

http://www.aguadul.com

http://www.blogjesuspablo.aguadul.com

@jpalonsogarcia

jesusp.alonso@gmail.com