Saltar al contenido

2

Being One Forum 2017

Ha sido increíble lo que se vivió en el evento del Being One Forum 2017. Yo nunca he visto nada parecido.

De echo durante el evento y al día siguiente, todavía seguía en shock, primero por lo ocurrido, y segundo por las cosas que allí se vivieron y dijeron.

Me ha llevado al menos una semana el poder asimilar todas estas vivencias, lo que los maestros explicaron en sus charlas, y todo lo que se ha comentado en redes sociales, en un movimiento que aún sigue vivo y dándose forma por la interacción de todos los que formamos parte.

Los artículos que escribo sobro algunos temas los escribo al momento. En otros casos dejo pasar un pequeño tiempo para preservar en lo posible la objetividad de los hechos.

En este caso escribo acerca de un evento que se produjo la semana pasada entre el 12 y 14 de mayo de 2017 sobre “desarrollo personal” en Madrid que trataba de reunir a los mayores referentes del momento en dicha materia.

Algunos de dichos "gurús" era la primera vez que venían a España y el evento en sí, era la primera vez que se realizaba a nivel europeo.

Durante muchísimos meses se estuvo diseñando el proyecto nacido desde una start up liderada por un joven emprendedor llamado "Antonio Moll" y su equipo que fue creando en todo este tiempo.

¿Qué es lo que ha pasando?

En una de la charlas el último día Jeff Foster vino a hablar precisamente de esto,

"del caos que nos rodea", "del caos de la vida"

Jeff Foster

Si eso lo hubiese dicho en una charla normal en donde este evento hubiese transcurrido de modo normal, yo creo que nadie habría comprendido casi nada. Sin embargo de todo lo que se habló en estos días adquirió un significado cristalino sobre todo por cómo se desarrollaron los acontecimientos.

Y en esto estábamos allí, viviendo, eligiendo, para llegar a una conclusión, es un viaje donde poder experimentar y hacer lo que quisiéramos sabiendo que el recorrido no era seguro.

En todas las revoluciones, eventos de reunión, y actos de agitación, hay un denominador común, y que es ese aprendizaje producido después de seguir el sendero escogido, y el bálsamo necesario para soportarlo es la "gestión emocional".

Por esta razón el evento del Being One define a la perfección el hecho necesario de todo lo ocurrido. Tal vez las personas que allí acudieron esperaban sentarse cómodamente en sus asientos, escuchar de manera encantadora las enseñanzas de los maestros en una autocomplacencia serena, tomar notas si acaso, y marchar de nuevo a casa con su bendición a la comodidad de sus vidas, sin apenas haber interaccionado, si acaso con alguien cercano amable y parecido a nosotros, fomentando aun más la autocomplacencia, y sin mover un ápice nuestras posiciones personales y manera de pensar.

¿Pero para qué crees que estás aquí?. ¿Qué esperabas del evento?.

Después de lo ocurrido, ¿lograste lo que viniste a buscar?. ¿Cumplió tus expectativas?

Está claro que todo fue un desastre, pero en palabras de Mabel Katz, que allí pudo hablar:

"aquello no podía haber ocurrido de otra manera", "lo que ocurrió, ocurrió, y era porque tenía que pasar"

Mabel Katz

Se trata de lo mismo de siempre, de apoyar aquello en lo que realmente creemos y en este evento se puso a prueba.

Al comienzo fracasó de manera que no podía ni siquiera arrancar, celebrándose el evento en un lugar distinto al diseñado al comienzo, un lugar mucho peor, menos apropiado, pero luego si te paras a pensar, totalmente oportuno, una plaza de toros, un lugar muy parecido al ágora en donde se daba reunión el pueblo.

Y por la fuerza y determinación del conjunto, de esas ansias de saber, ese deseo de mejorar, de encontrar el éxito, y buscar el triunfo, todas esas personas se pusieron de acuerdo para encontrar la manera de que aquello se realizase. Hubo muchos fallos. Hubo muchas personas que se descolgaron de este acto. Hubo muchas otras que además lo atacaron con furia y desesperación, con odio.

Es algo muy humano y natural. Pero lo que realmente se impuso fue un deseo positivo de que aquello se celebrase, de recibir, para lo cuál primero había que dar. Y gracias a ese cambio en la mentalidad, la de dar, todos finalmente pudieron recibir.

Hubo durante el fin de semana personas que abandonaron y otras muchas que se incorporaron. Personas que trataron se seguir dinamitando aquello con reclamaciones, acciones judiciales y policiales. Es comprensible. Pero está claro que esas personas no sólo no recibieron nada, ni recuperaron su dinero, sino que perdieron mucho más, auque está claro, "también aprendieron algo".

Fue sorprendente escuchar todo lo que ocurrió el primer día, y cómo al final de esta primera batalla se consiguió levantar el proyecto en su segunda mitad con ahínco, buscando apoyos dónde los hubiera.

"Cuando escuché la noticia de todo esto que estaba ocurriendo, me interesó muchísimo la historia"

Pensé que la persona que lideraba aquello debía ser alguien con una gran fortaleza mental y apoyos. Pensé que si tuviese que contar con alguien en algún proyecto alguna vez,

preferiría tener a mi lado a alguien que hubiese visto de cerca el fracaso porque en definitiva no hay nada garantizado nunca, y al final lo que cuenta es la manera en que lo afrontamos para que se produzca el éxito

Por lo que me contaron, todo partía de un error de cálculo en la financiación del proyecto a tan sólo cuatro días de su comienzo. ¿Pero cómo era posible aquello?. La explicación tiene que ver más con el diseño empresarial del evento que tal vez, en otros círculos de emprendimiento, sea debido analizar para aprender de ello.

Antonio Moll

Toda la pompa del evento que finalmente tuvo una factura, según se explicó, de más de un millón de euros para organización, gestión, viaje, transporte, alojamiento y dietas de su personal organizador e invitados, en dónde ya solo medio millón de euros fue destinado para traer a los invitados, y los datos reveladores de los cerca de cincuenta mil euros por hora necesarios para pagar a alguno de los oradores, pusieron de manifiesto dos asuntos diferentes, un tema empresarial por un lado y un tema humano por otro.

Tras esa maquinaria empresarial necesaria para sacar hoy en día todo tipo de proyectos, se hallaba el aspecto humano propiamente dicho de los asistentes. Todas las expectativas de muchas personas que durante meses atrás soñaron con un evento magnífico, estaban en peligro.

¿Cómo decir a todas esas personas que venían de diversos lugares, que en muchos casos procedían de países a miles de kilómetros y que como narró el maestro Mooji:

"eran buscadores espirituales", ....cómo decirles que no habría evento?

Así, en modo de emergencia se comenzó a crear un gabinete especial de crisis para conseguir de modo urgente financiación necesaria para arrancar el evento como fuera.

Por el momento había un agujero de más de ochenta mil euros, según se comentó, que impedían los pagos de servicios básicos de proveedores como sonido, megafonía, y seguridad. Había que conseguir como fuera parte de ese dinero o no habría evento que celebrar, a pesar de que ya estaba todo pagado.

Era muy contradictorio todo pero era lo que había. En aquel momento había un agujero económico ajeno al evento que, sin embargo se convirtió en protagonista en el desarrollo empresarial de aquel proyecto.

Los voluntarios que allí había se volcaron aun más si cabe en el proyecto pero poco más podían hacer que no estuviesen haciendo. Ahora le tocaba mover ficha a los asistentes e inversores. Muchos se ofrecieron de manera voluntaria a colaborar y se habilitaron urnas improvisadas para donaciones.

Narrado por varias de estas personas, en el backstage todo era caótico en aquellos momentos, y no había nadie al mando, tan sólo los técnicos. En este sentido, muchos se ofrecieron a colaborar en lo que fuera necesario.

Hubo muchas personas que desde distintos ámbitos colaboraron con una financiación suficiente por lo menos para arrancar aquel primer día.

Pero se hizo en unas condiciones que para nada eran las prometidas. Y de hecho debido a los problemas de megafonía, fue necesario que todos los asistentes compartiesen el mismo espacio al margen de lo que hubiesen pagado por su entrada. Estamos hablando que había entradas de ochenta euros y entradas de novecientos.

Así se produjo un comienzo tardío, incompleto y con muchos errores.

"Hay que ser muy tenaz y capaz para conseguir arrancar un evento de aquella complejidad contra viento y marea cuando, aunque el entorno en su mayoría te apoya, el conjunto de sucesos te supera"

Así al día siguiente, con ayuda de mi pase de prensa, acudí con enorme curiosidad y de manera puntual al evento para tratar de cubrir de un modo lo más objetivo posible todo lo que estaba ocurriendo sobre todo desde el punto de vista humano porque aquel sábado estaba claro que ocurriría algo.

Casi no había dado tiempo a que trascendiese la historia de lo que estaba ocurriendo. Era todo muy reciente y sólo había ocurrido hacía pocas horas el día anterior.

Fuera en la calle a las puertas de la plaza de toros había una multitud que llenaba la plaza cercana. No había entrado nadie aún. Muchos eran los asistentes del día anterior, pero otros muchos acudían ese día de nuevo sin saber nada de lo ocurrido.

Dentro de aquella plaza de toros había dispuesta una maltrecha megafonía, aunque básica y suficiente pero todo era casi silencio. El equipo de seguridad estaba presente en las gradas y los voluntarios distribuidos por el lugar.

Un pianista en el escenario tocaba unas melodías tranquilas.

Pasaba el tiempo pero no entraba nadie. Había mucho movimiento de expositores que colocaban en sus stands sus libros, artículos de salud, o publicidad sobre viajes y retiros. Los voluntarios iban de un lado para otro. La prensa esperaba a ver quién llegaba.

Había pasado una hora y media y no ocurría nada. Finalmente, el personal de la organización, a través de radio, comunicó a voluntarios y técnicos que "se cancelaba el evento". Todo había terminado.

Los técnicos de sonido comenzaron a recoger los altavoces y cables. El personal de seguridad se replegaba al ruedo. El evento había colapsado otra vez por falta de financiación.

En modo espontáneo, de reunión y aplausos, felicitándose, los voluntarios se reunieron en corro, alegres, con llanto, conformes, consolándose.

El corro era gigante. Estuvieron allí sujetos de la mano un buen rato compartiendo su energía. Fue muy impresionante y de una sensación contagiosa la paz y la conformidad que de allí emanaban.

La multitud estaba fuera sin entender nada a pesar de que se lo habían ya comunicado. Ahora era momento de tratar de salir de allí con garantías de seguridad. En estos casos la reacción de la gente puede ser de lo más impredecible. Teniendo en cuenta que estaban todos allí, miles de personas, con su entrada pagada y con la información de que se cancelaba todo, sería esperable que hubiese algún tipo de violencia. De hecho la organización, avisó por si acaso a la policía para que acudiesen allí, y además se sirvió del personal de seguridad para que no entrara aquello en caos total por si la cosa se desmandaba.

Pero fuera en la calle la situación era bien distinta. Todo parecía muy calmado en cuanto a los ánimos se refiero. No obstante había una cierta inquietud por comprender lo que sucedía.

La gente permanecía allí reunida, hablando entre sí, hablando con los voluntarios, y los ponentes que debían hablar aquel día, estaban allí tratando de ofrecer su punto de vista sobre lo que estaba ocurriendo ese día. Así el ágora se trasladó en este sentido a la calle.

Al igual que sucedió el día anterior, y en un formato de soluciones parecido, las charlas de los ponentes pudieron darse en la segunda mitad de la tarde con los medios disponibles, más bien escasos de megafonía limitada y traducción simultánea. En esta ocasión se pudo hacer un mayor acopio de apoyos en este segundo día de guerra donde hubo numerosas bajas.

Muchas veces el problema está en la falta de tiempo y la manera de organizar la comunicación para poder ofrecer una solución, y tres días son muy pocos para improvisar soluciones ante un problema que comienza el primero y que tiene que ver con meses previos de planificación.

Así, cuando la gente desde distintos ámbitos te quieren echar una mano, ya es algo tarde y casi todo, sólo puede materializarse el último día porque no hay tiempo de más.

En este sentido hubo muchos grupos dentro del evento para manejar todas aquellas emociones hacia la organización y participantes, grupos de apoyo energético para elevar e inspirar a todos los asistentes y que aquello se produjese, que saliese adelante.

Muchas veces lo mejor es lo que no se ve, y estoy convencido de que todas aquellas personas que allí estábamos, "buscadores espirituales", a la vez emitíamos y recibíamos energías de todo tipo, energías que de poder verse tendrían colores distintos, diferentes tactos y distinto grosor, con movimientos únicos y toda clase de sabor.

Marché a casa con una sensación muy buena como si me hubiese traído algo de este sitio, y como si parte de mí se hubiese quedado allí. Era algo así como si tuvieses ganas de hacer cosas, no sé, una sensación poco frecuente.

Todo ello propició que a través de todos los medios de comunicación disponibles, se comunicase que el tercer y último día, tendría lugar el evento de manera puntual con lo básico igual que días atrás, eso sí, aún envuelto en la polémica ocurrida de la que algunos medios se hicieron eco.

Y así ocurrió. En la mañana de ese domingo, la plaza de toros cubierta de Leganés, era todo un estruendo de gente y de participantes en aquel evento.

Igual de imponente que el Coliseo romano con sus gradas llenas de gente, aquellos miles de personas allí reunidas participando eran testigos visibles de que el cambio se había producido.

Como repitió varias veces Neale Donald Walsch:

"era totalmente necesario que aquello fracasara, igual que ocurre con frecuencia en nuestras vidas"

"Al final estamos aquí para aprender, y viviremos eternas vidas hasta que lo hagamos bien"

Salió adelante todo porque una gran mayoría quiso que eso ocurriese.

En aquel evento, muy alejado de todo lo esperado, todo era muy parecido a una zona de guerra en donde parece que se había vencido al caos y al desorden. Todo ocupaba su lugar y ahora se trataba de captar la esencia de aquello y para lo cuál estaban allí esas personas.

Jeff Foster comenzó el reto de ese día de una manera muy natural haciéndonos ver dónde estábamos y qué hacíamos allí. Fueron muy valiosos los puntos de vista aportados en una charla entrevista de hora y media a la que siguió Neale Donald Walsch que habló de su vida y su obra que como Él decía, casi todo el mundo conocía, pero que trató de hacerlo interesante ofreciendo unas visiones muy reveladoras.

Todos los ponentes hicieron continuas referencias a lo ocurrido para hablar de su trabajo y lo que nos querían transmitir.

Suzanne Powell

Igualmente interesantes fueron las entrevistas que se realizaron a estos autores con preguntas formuladas por el público en papel y que contó con la visita especial no prevista de Suzanne Powell que casualmente estaba en Madrid.

Entre las charlas hubo numerosas dinamizaciones con abrazos, bailes, y música, y un trasiego de gente constante, hablando, compartiendo y participando. Era un hervidero de ideas, puntos de vista y sentimientos, de aprendizajes muy valiosos y testimonios de vida únicos.

Hubo numerosas donaciones de becas y cursos a los asistentes, por parte de diversos centros de estudio allí presentes,  en un modo de compensar las fallidas expectativas personales de los asistentes. Dar, dar y dar, ese era el ejemplo.

Maestro espiritual Mooji

Especialmente emotivo fue el despertar de la conciencia en un pequeño taller orientado por el "maestro espiritual Mooji". Experiencia brutal en conjunto con todos esos miles de persona. Fue muy impresionante.

Y la última charla corrió a cargo de Mabel katz, una mujer con un visión excepcionalmente práctica sobre la vida.

Mabel katz

Hubo una larga despedida y agradecimientos de todos los ponentes, miembros, participantes, y asistentes del evento.

Finalmente el acto terminó con la despedida de Antonio Moll que aunque con una gran deuda económica aún, agradecía que finalmente se hubiese podido celebrar el evento y agradecía enormemente la ayuda del equipo tan grande que tenía, compartiendo allí una gran lección de liderazgo, en donde sin los cuáles, Él se habría venido abajo. Todo salió adelante, según sus palabras:

"porque el equipo lo apoyó"

Sin embargo reconoció todo lo que le quedaba por aprender y lo que le quedaba por trabajar aun, y que estaba en deuda personal con muchísima gente a la que se sentía muy agradecido.

Yo personalmente comparto todos los puntos de vista allí vividos. Y me quedo con ese pequeño cambio que se ha producido en nuestras vidas.

Todos los participantes, como dijo Neale Donald Walsch:

"estábamos allí seleccionados por el universo con un propósito", " nada de aquello era accidental, estábamos aquí por una razón sagrada".

El resumen que todos los maestros expresaron fue hacia "tomar acción" en las cosas y ahora se trataba de que cada uno supiera de los allí presentes "qué es lo que pensaba hacer con todo aquello que había recibido allí".

¿Qué crees que podrías hacer Tú?

Fuimos como dijo Mooji "bendecidos" y aquellos días se consideraron "auspiciosos". La energía que nos rodeó fue algo difícil de explicar con palabras. Es una paz y a la vez una alegría muy grande que no queda otra que compartir de alguna manera. Es algo que sólo te puedes quedar si la compartes, en caso contrario desaparece.

Se puede seguir en redes sociales acerca de lo que narro en este artículo para conocer otras visiones sobre el tema.

Yo he leído de todo. He visto comentarios de apoyo, comentarios de puro odio, reflexiones, puntos de vista ecuánimes y en una cadena enormemente larga, tanta como personas hay, en un movimiento que va a continuar en distintos formatos y donde participará todo el mundo de un modo u otro.

Es muy posible que el Being One halla sido un anticipo de lo que a nivel mundial nos sobrevendrá. Donde habrá personas que pusieron muchos recursos y otras que aportaron menos o nada y sin embargo deban ocupar en todos los casos un espacio único porque "somos uno".

La integración de todas las clases sociales conservando sus diferencias pero conviviendo en el mismo espacio, más parece que tendrá que ver con el estado de ánimo y visión de las cosas que con los recursos materiales.

El evento ha sido una de las "mejores enseñanzas" para tratar de entender y prepararnos para lo que se nos viene encima

Igual que ocurrió en la crisis económica actual es muy visible que se nos viene encima la caída en el "sistema de valores personales", unas "subprimes" en forma de modos de hacer las cosas antigüo, desfasado y sin valor en la "era" por la que apenas hemos caminado.

Todo lo que ahora consideramos valioso puede que no lo sea. De repente el sistema personal de valores colapsará y al igual que en el evento, todo será caos y parecerá perdido, acabado y sin final.

Neale Donald Walsch

Pero el futuro pasará por, como decía Neale Donald Walsch, "el despertar de la especie", de manera que habrá un surgimiento de nuevos valores que comenzarán con el "apoyo" de todas y todos.

La solución a este problema que se nos avecina está en:

"compartir, en dar y recibir"

Y cada uno tendrá que aportar lo que tiene para poder sobrevivir en este nuevo mundo.

Durante el evento recuerdo con especial aprecio el sentimiento de paz y aceptación que ocurría en los peores momentos.

Sin embargo no todos van a aceptar esta solución y se resistirán con miedo y avaricia, peleando por terrones y símbolos de dinero que ya no valen nada, que ya no representan nada, que nunca lo valieron y que sin embargo ese valor se lo dimos nosotros, pero es falso, tan sólo le pusimos un precio.

Quiero pensar que cuando lleguen en el futuro esos peores momentos, ese comportamiento sea igual de ejemplar que vi en el Being One.

"Fue precioso asistir a esta vivencia y me siento muy agradecido de poder dar testimonio vivo de lo que allí ocurrió y haber conocido a personas que creo son mejores que yo y a las que me gustaría parecerme más"

"Cuando el Mundo esté en manos de estas personas, todo será mucho mejor"

Equipo de Being One

autor del artículo:

Jesús Pablo Alonso García

http://www.jesuspabloalonsogarcia.aguadul.com

http://linkedin.com/in/jesuspabloalonsogarcia

http://www.aguadul.eu

http://www.aguadul.com

http://www.blogjesuspablo.aguadul.com

@jpalonsogarcia

jesusp.alonso@gmail.com