Saltar al contenido

1

La Luna en fase Creciente
La Luna en fase Creciente vista invertida por las lentes del equipo de observación.

Las distancias en el Cosmos son enormes comparadas con las distancias a las que estamos acostumbrados en nuestro planeta La Tierra.

De esta manera lo más próximo que tenemos en términos astronómicos es Selene, nombre con que los Griegos llamaban a nuestra Luna la cuál está a una distancia de entre 406.679 kilómetros en su perigeo y a 384.392 kilómetros de distancia en su apogeo.

Esa diferencia de distancia permite al observador percibir, en distintas épocas del año, las conocidas  como “superlunas” donde se destacan tres al año

Consiste en la observación de la Luna en fase Lunar Llena cuando ésta se encuentra en el apogeo o punto más próximo a La Tierra. Sin embargo esta percepción de mayor tamaño se consigue con un ojo entrenado porque las dimensiones suelen oscilar en tan sólo un diez por ciento.

Para tener una idea de las dimensiones de nuestro satélite hay que saber que su diámetro ecuatorial es de 3.476 kilómetros comparado con los 12.750 kilómetros de La Tierra, es decir, cuatro veces más pequeño. Sin embargo no es pequeña nuestra Luna si la comparamos con el resto de satélites de los planetas que conforman el Sistema Solar en donde los más grandes superan en algún caso los 5.000 kilómetros de modo excepcional.

Su luz cuando se observa  también varía por la misma cuestión.

Además de los eclipses de luna en donde su luz cambia a rojiza por la penumbra de La Tierra su color suele ser blanca y amarillenta vista desde la superficie de la Tierra según las variables climatológicas de cada lugar de observación.

En su superficie sin embargo no hay color, es todo gris, negro y blanco, haciendo una media de color ceniza grisacea que contrasta con el color azul de La Tierra cuando ésta amanece sobre su superficie tal como fue vista desde las misiones espaciales donde el hombre pisó la Luna, así como a través de las fotografías que captaron las sondas espaciales antes y después de su llegada.

En la Luna hay llanuras grises muy extensas conocidas como “los maría” y que popularmente se les llama “mares”

Estas depresiones están por lo general entre dos y cinco kilómetros por debajo del radio medio del globo lunar.

En la fotografía que se muestra se puede observar gran parte del

“Mare Crisium” o mar de los peligros, y por debajo numerosos circos y cráteres de diverso tamaño, algunos de ellos enormes.

El movimiento de la Luna de rotación y translación alrededor de La Tierra es en ambos caso idéntico, de 28 días, lo cuál explica que siempre se vea la misma cara lunar.

En una noche de observación desde que sale la Luna por el Este hasta ponerse por el Oeste es posible ver como se van iluminando montañas, valles y cráteres por su movimiento constante alrededor de la tierra.

Al lado del Mare Crisium, se pueden ver de manera muy visible cuatro cráteres imponentes que se extienden desde casi el ecuador hasta el polo sur lunar.

Diagrama con los nombres de cráteres y circos observados
Diagrama con los nombres de cráteres y circos observados en la sesión de astrofotografía

El cráter más grande situado arriba recibe el nombre de “Langrenus” que recibe el nombre de un astrónomo belga y tiene un diámetro de 136 kilómetros

Es muy visible su montaña central la cuál tienen una altitud de unos 3 kilómetros que es la misma profundidad que tiene dicho cráter respecto al entorno que lo rodea.

Le sigue el circo Vendelinus el cuál está abierto y no presenta montaña de impacto central teniendo en este caso un diámetro de 160 kilómetros.

Debajo de este aparece un cráter llamado en este caso Petavio o Petavius que es el nombre de un teólogo francés. Además de montaña central, en las llanuras del cráter, se distinguen otros pequeños cráteres así como otros accidentes geográficos y fracturas. Su diámetro es de más de 160 kilómetros.

En estos cráteres y circos las profundidades son similares y oscilan entre los 2 y 3 kilómetros de ahí la enorme visibilidad de sus sombras por el Sol en su movimiento.

Y el cuarto recibe el nombre de Furnerius de dimensiones idénticas al anterior y similar composición estructural y diámetro similares.

Estos cráteres son el resultado de impactos de asteroides y meteoros ocurridos hace millones de años.

En el caso de los Circos su formación es idéntica sólo que se rellenaron con material magmático después. Se entiende que las edades entre cráteres y circos varía muchísimos millones de años. En otras teorías se contempla la posibilidad de que los circos son cráteres muy antiguos pero que por procesos erosivos que aun no están claros, quedaron lisos.

En cualquiera de las teorías la conclusión es la de que los “circos” son siempre más antiguos.

No obstante, dichos impactos en menor medida siguen sucediendo debido a que la Luna no tiene atmósfera y por tanto todos los cuerpos estelares que son atrapados por su campo gravitatorio, inducidos a su vez por el de La Tierra, caen sin resistencia sobre su superficie.

Acerca del origen de estos mares y montañas los científicos no han hallado aún una explicación unánime y siguen siendo un misterio por desvelar a pesar de que está muy cerca pero a la vez enormemente lejos.

También hay cráteres cercanos al Mare Crisium de mucho interés como son el Apoloniam o Apolonium y otro más próximo a dicho mar denominado Condorcet, ambos visibles en la fotografía.

Y otros tantos entre los que destacan Firmicus, Hahn, Berosus, Messala, y Schumacher.

Es un mundo sorprendente que hipnotiza su sola contemplación donde se distinguen en estos lugares remotos altísimas montañas, valles profundos, cráteres, circos y otras estructuras complejas que aunque semejantes a las que hay aquí en La Tierra, no están del todo explicadas, un mundo que sigue guardando para sí numerosos secretos de su pasado.

Vistas de la Luna con distintos ángulos de rotación
Vistas de la Luna con distintos ángulos de rotación

autor del artículo:

Jesús Pablo Alonso García

http://linkedin.com/in/jesuspabloalonsogarcia

http://www.jesuspabloalonsogarcia.aguadul.com

http://www.blogjesuspablo.aguadul.com

http://www.aguadul.com

http://www.aguadul.eu

@jpalonsogarcia

jesusp.alonso@gmail.com

2

campus03

A primeros del mes de Abril de 2016 hubo un evento organizado desde el Campus Madrid Google en donde se impartió un taller sobre modos de financiación de proyectos mediante Crowdfunding.

El Crowdfunding es un término en inglés para definir “una manera de reunir fondos económicos de modo colaborativo”

Es decir, captar financiación de terceras personas a cambio de un servicio o producto que se creará en el futuro.

En esta edición sobre el tema se incidió en la preparación del vídeo como herramienta de comunicación de nuestro proyecto dirigido a futuros consumidores y clientes.

Miguel Moya fue el organizador del evento el cuál trata de estandarizar, normalizar y gestionar en el futuro, los modos de crowdfunding en España, mediante una gestora.

Es una persona que sabe mucho sobre el tema y lleva trabajando junto a su equipo bastante tiempo en este reciente sector.

Es sorprendente como alguien puede tener una buena idea de negocio y realizando la difusión adecuada es capaz de materializarla.

Tiene mucho que ver con la psicología y la comunicación de las personas que lideran el proyecto. Se trata de saber venderlo muy bien de un modo realista y objetivo.

Existen proyectos para elaborar un disco musical, una nueva línea de mermeladas, un proyecto colaborativo de ayuda a personas necesitadas, proyectos para crear un cortometraje o una película documental, o bien el desarrollo de un campo vitícola o tal vez la creación de una pequeña planta solar.

A cambio de la colaboración económica, una vez puesto en marcha el proyecto, el cliente recibe un disco musical, la película que estaban rodando, unas botellas de vino, o participaciones en la empresa.

El taller que se impartió en esta ocasión fue por parte de una persona apodada por el mismo en las redes sociales como “doctor resaca”.

Esta persona, un chico de mediana edad, destacaba por su modo de vestir poco convencional, y en cuanto comienza a hablar uno se da cuenta de que es diferente en muchos aspectos a lo que estamos acostumbrados. Viste con unas zapatillas deportivas una de cada color, ropa muy colorida, sobre todo usa mucho los rojos, y el modo de moverse y hablar a toda prisa, refleja la velocidad a la que se mueven sus ideas y su vida en general.

Es increíble lo que cuenta porque es una persona auténtica, a la vez que cercana y de lo más normal, siendo al mismo tiempo alguien no convencional.

Lo que está claro es que sabe de lo que habla porque lo ha vivido y además lo practica a diario.

Contó en medio de la charla, que sobre todo fue de Comunicación, cómo Él no siempre había sido así, y en un momento dado, había despertado. En la actualidad, presumía de hacer lo que le apasionaba.

Casi de modo constante, hacía guiños en este sentido para lo cuál usó dos frases bastante demoledoras:

“si no haces lo que te gusta, si no haces lo que realmente te apasiona,...,¿qué sentido tiene vivir?”

“yo soy muy feliz y me va de puta madre,...porque he logrado ser feliz con lo que tengo”

“estuve casi cuarenta años viviendo los sueños de otros, haciendo cosas que no significaban nada para mí, ...se puede decir que desaproveché muchísimo el tiempo,...¿hasta cuándo viviré más o menos, ...hasta los ochenta años, tal vez...?, pues algo te aseguro, y es qué esos otros cuarenta años que me quedan...¡los voy a exprimir al máximo!!...y lo pienso lograr haciendo lo que realmente me apasiona!!...¿y vosotros?”

La verdad es que sonaban esas palabras con tanta rotundidad que animaba a coger del brazo de esa persona para ver si algo de aquello se le pegaba a uno mismo o si podría inspirar un modo de vida personal totalmente diferente

Montó un buen show con una actuación de guitarra que Él mismo tocaba y una cantante compañera suya, que cantó un par de canciones de música española muy inspirador por su mensaje positivo y esperanzador.

Durante todo el evento, su compañero Miguel, el organizador, acompañó muchas de sus frases y puntos de vista con otros propios evidenciando el gran equipo que estas personas forman.

campus02

La energía fluye y se convierte su vida, proyectos y negocios en un modo de improvisación natural que consiste en dejarse llevar y trabajar duro, divertiéndose y pasándolo bien.

Estuvo contando algunos de sus inventos que todo el mundo le decían que eran imposibles...una lista enorme de cosas que a casi nadie le convencía o le veían un futuro incierto. Sin embargo, su resiliencia a todo ello le llevó a vencer y lograr sus objetivos.

Su máxima era: “nada es imposible”

Es difícil olvidar una persona así aunque la conozcas en un breve período de tiempo porque te impacta mucho.

A parte de obligarte por principios a mejorarte a ti mismo y replantearte todo tu proyecto de vida de nuevo, a la vez, te ves en la obligación de devolver una gran parte de todo eso de algún modo, bien difundiéndolo, ayudando a otros, emprendiendo, o tratando de crear Tú eventos, quién sabe.

Se puede decir en todos los sentidos que te convierte en un “evangelizador” de ideas parecidas a las suyas, pero de tu propia cosecha

Es una diferencia de elección, de saber distinguir lo que realmente parece que tenemos que hacer por el medio que se nos dicta, y lo que realmente podemos hacer en realidad, de lo que queremos hacer en verdad.

Espero que estas palabras inspiren a aquellos que las lean, aprendan, se muevan y lleven sus inquietudes muy lejos en inspiren a su vez a otr@s

https://www.campus.co/madrid/es

www.doctorresaca.com

https://www.linkedin.com/in/crowdfundingdesign/es

campus01

autor del artículo:

Jesús Pablo Alonso García

http://linkedin.com/in/jesuspabloalonsogarcia

http://www.jesuspabloalonsogarcia.aguadul.com

http://www.blogjesuspablo.aguadul.com

http://www.aguadul.com

http://www.aguadul.eu

@jpalonsogarcia

jesusp.alonso@gmail.com