Saltar al contenido

Réplica de un dinosaurio vivo caminando por tierras de Soria, hace 65 millones de años
Réplica de un dinosaurio vivo caminando por tierras de Soria, hace 65 millones de años

Hay una película llamada Lucy, que fue estrenada el verano pasado que plantea muchos aspectos inquietantes acerca del “destino de la humanidad”

Se inicia como un documental parecido de National Geographic, en el que un profesor eminente, protagonizado por el actor Morgan Freeman, explica frente a un gran auditorio en una prestigiosa universidad, acerca de las actuales capacidades humanas, sus “fronteras, “sus barreras” y “frenos naturales”.

Lucy es el apodo que recibe la protagonista de la que se considera el inicio de la humanidad, o “Eva” si atenemos a términos bíblicos. En cualquier caso se trata de un homínido hembra cuyos restos y huellas han sido situados por antropólogos y paleontólogos como el primer eslabón que daría comienzo a nuestra actual línea genética considerada como humana.

Siguiendo el guión de esta película, por accidente, una sustancia se mezcla dentro del organismo de una mujer, cuyo personaje es encarnado por la actriz Scarlett Johanson, la cuál comienza a “despertar” unas supercapacidades humanas innatas y a ser consciente de su lugar en el Cosmos.

Sorprende muchísimo cómo parejo a este despertar en capacidades cognitivas cada vez más evolucionadas, en un brevísimo período de tiempo, “su humanidad” paradójicamente va desapareciendo. Según el guión, el desarrollo cognitivo se despoja de las atribuciones naturales que se consideran humanas haciendo que desaparezca totalmente el miedo y a la vez el resto de sentimientos inherentes al ser humano.

Inquieta ver cómo en la genética de esta persona hay inscrito un código, una misión, y un destino que es común a todas las especies

Tal vez, la parte que me convenza menos en el guión que se ofrece, sea precisamente esa ausencia, digamos, de humanidad.

Supongo y espero que la evolución de las especies deben ir a la par en su desarrollo de capacidades cognitivas unidas a las sentimentales. Entiendo que los sentimientos y emociones son aquellas capacidades que en realidad suponen una verdadera evolución en el ser humano, y que en su recorrido le ha permitido precisamente su supervivencia.

Igual que se ve en la película, pienso que un ser que se desarrollase por completo desarrollaría todo su potencial cerebral al más alto nivel en sus capacidades cognitivas y sensoriales, así como un desarrollo ilimitado en la inteligencia, visualización y predicción de entornos y situaciones futuras, comunicación extrasensorial con otras personas, así como otras capacidades que ahora, por nuestras limitaciones, ni siquiera somos capaces de imaginar rozar.

Pero más me gustaría pensar que todo eso sería para reforzar y hacer grande como persona al ser humano que va dentro de ese cuerpo, en la película, super evolucionado, haciéndole muy grande y sensitivo en todo lo concerniente a sus sentimientos como por ejemplo su capacidad para amar, sentir y empatizar. Me imagino que en el desarrollo de esta nueva línea de capacidades nos encontraríamos con bien un hombre o una mujer que serían extraordinariamente bondadosos, a la vez que fuertes y sinceros, con una necesaria base de verdad sobre la que giraría todo su universo.

En la película se muestra con claridad como hay muchos defectos innatos a la persona que desaparecen de inmediato debido a que no sirven para nada y no suponen más que una barrera más en su desarrollo y crecimiento.

El personaje principal explica con claridad cómo va derribando a toda velocidad las barreras que antes le impedían ver más allá, y aún más importante, lo que le impedían “ser”.

En la película, Lucy, tiene una misión que acepta y que ve con claridad porque es algo innato en ella, lo lleva impreso en los genes, una misión que en condiciones normales conllevaría otros tantos miles de años o quizás más, si tuviese suerte la especie humana de llegar tan lejos, mediante su perpetuación, teniendo hijos en el futuro, y estos a su vez lo mismo.

Plantea este guion cuestiones básicas ya mencionadas en la antigüedad que no es nada más y nada menos las preguntas de “porqué estamos aquí” y “para qué, hacia dónde vamos”

autor del artículo:

Jesús Pablo Alonso García

http://linkedin.com/in/jesuspabloalonsogarcia

http://www.jesuspabloalonsogarcia.aguadul.com

http://www.blogjesuspablo.aguadul.com

http://www.aguadul.com

http://www.aguadul.eu

@jpalonsogarcia

jesusp.alonso@gmail.com